Para esta tercera entrada del blog he elegido como tema  “el estilo industrial” ya que como tal llama mi atención y despierta mi curiosidad, así que he buscado algo de información sobre él; muchos estarán a la orden del día en estos temas, pero este  no es mi caso.

      Pues parece ser que este estilo, según lo que he leído por ahí,  tiene sus orígenes en los años 50. Unos dicen que fue en New York cuando se empezaron a usar viejas fabricas y almacenes como viviendas, otros que fueron los londinenses los que en sus primeros lofts usaron como iluminación doméstica estas lámparas metálicas. Lo que en aquellos años era necesidad y consecuencia de la falta de medios, hoy se ha transformado en tendencia, en moda, en un estilo versátil capaz de  sintonizar con otros ya que combina perfectamente con el vintage, con  el moderno y con el estilo nórdico.

      En definitiva, nos encontramos con un  estilo metálico, de colores fuertes y fríos y sin pretensiones en sus formas y materiales, características que lo hacen muy sugerente y atractivo.

Hasta la próxima, un saludo.       img_20161214_221149

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *